Busco experiencias inolvidables más que sesiones efímeras. No quiero imágenes bonitas sin más, sino armónicas, interconectar disciplinas, lo personal con lo laboral y lo artístico con lo profesional, porque todo está relacionado de algún modo. Somos muy poquita cosa, vivimos simplemente unas cuantas décadas siendo algo de proteína (carne) y calcio (huesos). Miles de años para la vida geológica de La Tierra son unos minutos de nuestra vida. Quizás por eso hago fotos, para dejar huella un tiempo más largo. Vamos a tal velocidad dando vueltas (de rotación y traslación) que no nos damos cuenta de lo que nos rodea. Decía Cortázar en su famoso cuentoLas babas del Diablo: “Entre las muchas maneras de combartir la nada, una de las mejores es sacar fotografías, actividad que debería enseñarse tempranamente a los niños, pues exige disciplina, educación estética, buen ojo y dedos seguros”
Busco experiencias inolvidables más que sesiones efímeras. No quiero imágenes bonitas sin más, sino armónicas, interconectar disciplinas, lo personal con lo laboral y lo artístico con lo profesional, porque todo está relacionado de algún modo. Somos muy poquita cosa, vivimos simplemente unas cuantas décadas siendo algo de proteína (carne) y calcio (huesos). Miles de años para la vida geológica de La Tierra son unos minutos de nuestra vida. Quizás por eso hago fotos, para dejar huella un tiempo más largo. Vamos a tal velocidad dando vueltas (de rotación y traslación) que no nos damos cuenta de lo que nos rodea. Decía Cortázar en su famoso cuentoLas babas del Diablo: “Entre las muchas maneras de combartir la nada, una de las mejores es sacar fotografías, actividad que debería enseñarse tempranamente a los niños, pues exige disciplina, educación estética, buen ojo y dedos seguros”